Tosca (Divina Opera)

ToscaTOSCA (Puccini)
Behrens, Domingo, MacNeil, Tajo
Dir. musical: G. Sinopoli / Dir. escena: F. Zeffirelli
1985 Metropolitan (NY)
1986 Deutsche Grammophon / 2008 Ediciones Altaya

La segunda entrega de la colección ‘Divina Opera’ de Altaya corresponde la ópera Tosca de Puccini, estrenada en el Teatro Constanzi de Roma el 14 de enero de 1900, con libreto de Luigi Ilica y Giuseppe Giacosa, que ya ayudaron al compositor en La Bohème y en Madama Butterfly, basado en la Tosca de Victorien Sardou (1831-1906).
Esta ópera es, tal vez, la cumbre del verismo, superando a dos de las grandes exponentes de este género, la Cavalleria rusticana (Mascagni) y Pagliacci (Leoncavallo). El segundo acto es una auténtica obra maestra y la ópera en conjunto constituye para muchos, la mejor de cuantas compuso el músico de Lucca.
ToscaLa ópera se sostiene sobre tres roles fundamentales: El de la cantante que le da nombre, el del pintor ‘Cavaradossi‘ y el del ‘Barón Scarpia’, y este triángulo ha de ser representado por cantantes de primer nivel, tanto vocal como interpretativo. En 1985, el Metropolitan de Nueva York congregó en el escenario a tres de esos cantantes para representar una Tosca que quedaría en los anales de la historia de la lírica con mayúsculas. Hildegard Behrens, una señora del canto, aporta su carisma al difícil papel de Floria Tosca; Plácido Domingo, uno de los mejores Mario Cavaradossi de la historia, pone todo su arrojo y pasión; y el ya veterano Cornell MacNeil, el legendario barítono estadounidense, pone toda su experiencia y tablas al servicio del malvado Scarpia.
Completa nel elenco el bajo italiano Italo Tajo (sacristán), James Courtney (Angelotti), Anthony Laciura (Spoletta), Russel Christopher (Sciarrone), Richard Vernon (carcelero) y Melissa Fogarty (pastor).
El director musical de la velada fue Giuseppe Sinopoli, y la dirección de escena corrió a cargo de Franco Zeffirelli.
Completan el DVD unos interesantes ‘bonus’, con entrevista incluida a los artistas. En resumen, una Tosca muy recomendable.

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si utiliza este sitio web, acepta la Política de privacidad