Interesante grabación del penúltimo de los cuatro oratorios escritos por Benedetto Marcello, uno de los más grandes compositores barrocos italianos.