Disco debut en el sello Odradek del barítono Will Liverman y el pianista Jonathan King con un recital de hermosas canciones.