Tomás Marco escribe esta ambiciosa cartografía mundial de la ópera que recorre el último siglo y cuarto