Cypres dedica un primer monográfico al compositor belga Michel Fourgon (1968) que nos descubre un mundo sonoro sometido al concepto de la mutación.