El concierto celebra los 300 años de la ascensión al trono de Jorge I y se interpretan algunas de las obras ceremoniales y festivas más célebres de Haendel.