I due Foscari (ROH Live)

I due Foscari«I due Foscari» (G. Verdi)
Domingo, Meli, Agresta, Muraro.
Orquesta y Coro del Royal Opera House
Dir. escena: Thaddeus Strassberger
Dir. musical: Antonio Pappano
27/10/14 – En Directo desde el Covent Garden. En salas de Cine. – Más información

La ópera ‘I due Foscari’ compuesta por Giuseppe Verdi estrenada en Roma en 1844 fue la protagonista de la retransmisión de la Royal Opera House para cines de todo el mundo que se pudo disfrutar el 26 de octubre en salas de toda España.
Esta ópera compuesta en tres actos con libreto en italiano de Francesco Maria Piave, basada en el drama histórico The Two Foscari de Lord Byron, fue compuesta entre ‘Ernani’ y ‘Giovanna d’Arco’ y es una de las óperas menos conocidas, exploradas y representadas del amplio catálogo verdiano.
Ambientada en la Venecia del Renacimiento, una ciudad de intriga política y acuerdos secretos, se relata la trágica historia de la familia Foscari: El Dogo, su desafortunado hijo Jacopo y la leal mujer de éste, Lucrezia. Bajo el telón de fondo de una ciudad corrupta, el Dogo se ve obligado por causa de maquinaciones políticas a tomar una terrible decisión entre su familia y sus obligaciones políticas.

Plácido Domingo es el gran reclamo de esta co-producción internacional. Quedó prendado de la partitura de esta ópera en 2001 y ahora que está afrontando papeles de barítono verdiano, ha querido acercarse a esta ópera que posee casi todas las características de las óperas y temas de Verdi, con esas relaciones paterno-filiales tan características, y esos personajes con tanta carga profundidad sicológica que recaen sobre los barítonos.
Si bien me gustan más los auténticos barítonos verdianos para este tipo de roles (Cappuccilli por ejemplo, en la grabación de Philips de 1989 con Carreras, Ricciarelli y Ramey dirigidos por Lamberto Gardelli). Domingo aporta al personaje de Francesco Foscari su siempre excepcional interpretación, su experiencia y su impresionante carisma para hacer creíble casi todo lo que hace. Prefiero la resonancia de un verdadero barítono, pero estando Domingo en escena, hay que dejarse de ‘formalismos’ y seguir disfrutando de los años que le queden a un artista como la copa de un pino. Otro rol más a añadir a su extensa carrera.

El joven tenor Francesco Meli (1980) afrontó el papel de Jacopo Foscari, haciendo gala de una bella voz y un buen gusto en el canto. Un cantante a tener muy en cuenta.

La soprano Italiana María Agresta (1978), que comenzó su carrera como mezzo, ofreció una Lucrezia Contarini extraordinaria, poderosa y apasionada. Para mí, lo mejor de la velada.

El bajo Maurizio Muraro pone voz al maquinador Jacopo Loredano. Intervienen también Samuel Sakker (Barbarigo) y Rachel Kelly (Pisana).

El director de escena americano Thaddeus Strassberger, el diseñador de escenarios Kevin Knight y la diseñadora de vestuario Mattie Ullrich ofrecen una puesta en escena atractiva, sencilla, con un juego de proyecciones sobre una tela que cubre el escenario que muestra textos introductorios entre los diferentes cuadros y actos con una filmación que muestra el mar y su fondo manchado de sangre turbia. Pocos elementos y mucha oscuridad, donde destaca el rojo del vestuario de El Consejo de los Diez, un vestuario que recrea la atmósfera del esplendor del Renacimiento. En el tercer acto, que se supone transcurre en la Plaza San Marcos, ya hay más colorido, con acróbatas aportando acción a la escena, mientras el pueblo baila.

La Orquesta y el Coro de la ROH brilló a gran altura, dirigidos por Antonio Pappano, uno de los mejores directores del momento.

En conjunto, la representación estuvo a un nivel altísimo. La Ópera posee momentos de una gran riqueza musical, empezando por la obertura, pasando por coros, arias, tercetos, cuartetos y ‘tutti’. Francamente recomendable.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si utiliza este sitio web, acepta la Política de privacidad